Estudiantes de FAVET junto al Director de Extensión de la Facultad, visitaron el Centro Penitenciario Femenino de Santiago en la comuna de San Joaquín para atender a más de 90 animales domésticos que viven en el recinto como mascotas de las internas.

El día miércoles 5 de octubre del año 2016 el equipo de Proyecto Reinserción (en ese año, conocido como Feria por la Reinserción Social) coordinó esta visita, que detectó -en el marco de su trabajo- la presencia de perros y gatos en el Centro Penitenciarios Femenino de San Joaquín. Debido a su situación de reclusión, las mascotas se convierten para las internas en verdaderos vínculos que ayudan a conllevar las condiciones que se viven día a día en estos centros.

La participación de los estudiantes, se materializó en la confección de fichas clínicas y solución de problemas médicos puntuales que presentan los animales y que están limitados para la atención médico veterinaria, por el hecho de vivir al interior de un recinto penal.

“Nos permitió además tener una visión absolutamente nueva de una realidad desconocida y que requiere una movilización de aquellos principios fundamentales de los profesionales de la Universidad de Chile; cual es el rol social, que en este caso en particular fue tremendamente agradecido tanto por las reclusas como por el personal de gendarmería, señaló Luis Alberto Raggi, Director de Extensión de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, quien gestionó la actividad y acompañó a los estudiantes.

Durante la visita, explica el Profesor Raggi, se evaluó que es posible desarrollar una labor de mayor alcance, dado que con los recursos correspondientes se puede realizar un trabajo preventivo de enfermedades y también el solucionar algunas afecciones menores de animales que están crónicamente enfermos.

Es necesario, por ello, continuar con esta iniciativa, contribuyendo al control de las poblaciones de gatos y perros que residen en el penal; lo que se convierte en un desafío ya que se deberá esterilizar a las hembras al interior del recinto. También es necesario, iniciar un programa para poder ubicar fuera del recinto, a los gatos antes que maduren sexualmente e incrementen aún más la población animal y agudicen los problemas ya existentes.

Uno de los problemas detectados es que en el módulo de mujeres embarazadas hay gatos que podrían transmitir enfermedades. Por este motivo y otros problemas divisados, fue unánime en el grupo de estudiantes de FAVET que participó de la actividad, la necesidad de buscar los mecanismos, para tomar el desafío y cumplir con el rol social; agregando además la necesaria educación a través de talleres y entrega de material gráfico, que permita a las internas del penal conocer aspectos sanitarios y de tenencia responsable de animales de compañía.

Las estudiantes participantes fueron: Catherine Canales Torres; Karla García Olivares; Constanza Campbell Norambuena; Ninoska Inostroza Aburto; Fernanda Berríos Torres; Karina Yévenes Coa; Constanza Ríos Valdés. Así como el Director de Extensión, Profesor Luis Alberto Raggi.

Roxana Alvarado Periodista Campus Sur / Comunicaciones Favet UChile

Jueves 6 de octubre de 2016